BABY-LED WEANING (BLW): COMO PASAR DE LA TETA AL BRÓCOLI SIN MORIR EN EL INTENTO

Ya hemos hablado en alguna ocasión sobre este método de alimentación. El baby-led weaning o alimentación complementaria a demanda es el proceso de destete de un bebé en el que introducimos alimentos sólidos en su dieta que puede comer de forma autónoma con sus propias manos.

En la actualidad, cada vez son más las familias y pediatras que defienden este método de alimentación respetuoso con el tiempo del bebé y que hará que no desarrolle aversiones a texturas y sabores, ya que nadie le obliga a comer algo que no le apetece.  No hablamos de que a los seis meses podrás darle a un niño un trozo de pan duro, o un bistec de ternera, pero sí será capaz de gestionar, aun sin dientes, alimentos como verdura cocida, fruta, pescado e incluso carne blandita.

En primer lugar, hemos de pensar que, con la Lactancia Materna, el niño está aprendiendo a masticar, mientras que con la lactancia artificial, básicamente succiona. Durante meses, el bebé succiona el pecho un montón de veces cada día, ejercitando los mismos músculos que después utilizará para comer siguiendo los principios del BLW: el masetero, el temporal y el pterigoideo, que harán el trabajo principal, y otros músculos accesorios que también se trabajan en el momento de la succión y la masticación.

Es que tengo miedo DE QUE se atragante.

Según la evidencia científica disponible, acerca de si el Baby Led Weaning como método de alimentación complementaria supone un riesgo de atragantamiento y asfixia en los bebés en los que este método se lleva a cabo, muestra que dicho riesgo no es menor que el que se produce con otros tipos de alimentación complementaria tradicional y, por lo tanto, igual de seguro que el método alimentación tradicional en relación con la aparición de episodios de atragantamiento en los bebés.

De hecho, se atraganta el mismo número de bebés, pero que los que comen trozos se atragantan más veces, sobre los 6 meses. Luego, a partir de los 9-10 meses, de todo lo que han aprendido, son capaces de comer con mucha más seguridad que los que siguen con triturados, porque los episodios de atragantamiento son menos que en el caso de los bebés de 10 meses que comen papillas. De  todo esto, existen múltiples artículos en la literatura, de los cuales unos de los primeros apareció en la revista Pediatrics en 2016.

DIFERENCIAR ARCADA DE ATRAGANTAMIENTO

Es importante saber que arcada y atragantamiento no son lo mismo. La arcada es un mecanismo de defensa que tiene nuestro cuerpo para prevenir el atragantamiento. Así, el lactante trata de evitar que un alimento demasiado grande o con una textura que no puede manejar, pase. A veces, la arcada termina en vómito.

Por otro lado, el atragantamiento se produce cuando un alimento (o un objeto) obstruye la vía respiratoria impidiendo el paso de aire.

En el estudio de la revista Pediatrics del que hemos hablado previamente, se analizaron también las arcadas. Se vio que los niños que practicaban BLW tenían más arcadas a los 6 meses que los que recibían triturados, pero menos que estos a los 8 meses.

VACUNACION COVID19 Y LACTANCIA MATERNA

VACUNACION COVID19 Y LACTANCIA MATERNA

Hace unas semanas ha comenzado la vacunación contra el COVI19 en los colectivos de riesgo. Esta vacunación se irá ampliando progresivamente a otros colectivos y posteriormente a la población general.

Una de las cuestiones que genera más dudas es su recomendación y efectividad en las madres lactantes. Y es que algunas mujeres que pertenecen al personal sanitario han visto cómo se les negaba la administración de la vacuna contra la Covid-19 por estar con la lactancia materna. Esta negativa puede extenderse a otros colectivos como maestros, profesores, personal de servicios especiales, etc.

En los últimos días hemos recibido multitud de consultas sobre si es recomendable vacunarse contra el COVID, en el caso de estar dando lactancia materna, por lo que vamos a intentar aclarar las dudas más frecuentes.

En primer lugar, desde 3 Ducktors recomendamos y afirmamos con rotundidad que La lactancia materna (LM) es, sin duda alguna, la mejor opción de alimentación del recién nacido y del lactante.

Los beneficios a corto y largo plazo, tanto en la madre como en el bebé, están sobradamente demostrados.

Las dudas que se plantean en algunos centros se deben a la ausencia de evidencia al respecto porque no se han incluido madres lactantes en los ensayos clínicos previos a la comercialización de las vacunas, y los fabricantes advierten en sus fichas técnicas sobre el desconocimiento de sí se excretan en leche materna. En el caso de las vacunas frente a COVID-19 basadas en el ARNm, pese a que aún no cuentan con estudios

definitivos, no es esperable un resultado distinto a lo mencionado con las demás vacunas.

¿SON COMPATIBLES LA VACUNACIÓN FRENTE A COVID-19 Y LA LACTANCIA MATERNA?

Sí, la vacunación de la madre frente a COVID-19 se considera segura para la propia mujer, para la lactancia, así como para el bebé:

  • Las vacunas frente a COVID-19 basadas en el ARNm no contienen microorganismos vivos, no tienen capacidad infectiva.
  • Con las demás vacunas, no se ha demostrado nunca la presencia de componentes vacunales activos en la leche materna (con la excepción señalada).
  • La salud de la madre es, finalmente, determinante clave para la lactancia y la salud de sus hijos.
  • En las madres con enfermedad por coronavirus que amamantan NO ESTÁ CONTRAINDICADA la lactancia materna.
  • Suspender la lactancia materna para administrar la vacuna, no sólo no está justificado, sino que además pone en riesgo la salud de la madre y del lactante.

 

Hay evidencia sólida de que a través de la leche no se transmite la infección, pero esta puede ser transmitida por vía aérea de la madre al bebé. Y esta infección en un bebé se puede complicar. En definitiva, sí se puede dar el pecho, pero con cuidado: hay que lavarse el pezón y las manos, y usar mascarilla.

 

Todo indica, hasta el momento, que no hay riesgo de contagio a través de la leche materna. Tampoco se han encontrado restos del virus en las muestras analizadas de líquido amniótico y sangre de cordón umbilical.

 

Sí se han encontrado anticuerpos en la leche materna: Parece que aquellas madres con COVID-19 pueden desarrollar anticuerpos contra la enfermedad y esos anticuerpos llegan  al bebé cuando estos son alimentados con leche materna. Lo que se desconoce todavía es si esos anticuerpos son efectivos en el cuerpo del bebé o, al llegar a su estómago, los ácidos matan a los anticuerpos.

 

En este momento, La mayoría de las sociedades científicas subrayan que la administración de vacunas a una mujer que está amamantando no constituye ningún riesgo para ella misma, la lactancia ni para el bebé, ya que todas las vacunas atenuadas e inactivadas usadas hasta ahora, excepto la de la fiebre amarilla, han demostrado su total seguridad para el bebé que está siendo amamantado.

Hoy en día Son muchas las organizaciones y asociaciones científicas internacionales y nacionales, como la OMS-Organización Mundial de la Salud, el CDC-Center of Disease Control de EEUU, NHS -National Health Service de Gran Bretaña, ACOG-American College of Obstetricians and Gynecologists, la ABM-Academy of Breastfeeding Medicine o el CAV-Comité Asesor de Vacunas de la asociación española de Pediatría, las que no desaconsejan la vacunación en madres lactantes.

En los siguientes enlaces, se podrá consultar toda la información precisa asobre la vacunación y lactancia materna

https://www.aeped.es/comite-nutricion-y-lactancia-materna/lactancia-materna/noticias/vacunacion-frente-covid-19-y-lactancia-materna-recomendaciones

http://www.e-lactancia.org/breastfeeding/covid-19-vaccine/product/

CONCLUSIÓN

Por lo tanto, en 3 Ducktors consideramos de una manera clara que:

La vacunación frente a la COVID-19 en madres que amamantan es compatible y segura.

A las madres que amamantan que pertenezcan a grupos de riesgos susceptibles de recibir la vacuna, se les debe ofrecer sin restricciones y deben tener la posibilidad de tomar una decisión informada.

Espero que esta nota sirva para despejar vuestras dudas.