VACUNA COVID Y ADOLESCENTES: DUDAS FRECUENTES

La pandemia del COVID y la fabricación de vacunas genera múltiples dudas, que son razonables por lo rápido que suceden y cambian los acontecimientos. La fabricación e implantación de las vacunas no es ajeno a todo este proceso.

Tener dudas sobre la vacunación de la COVID es normal; es una enfermedad nueva y los avances en las vacunas han sido muchos y variados, pero aún nos queda mucho por conocer. Dudas tienen las familias y los ciudadanos en general, también los sanitarios, los investigadores y las autoridades. Para esto solo hay una respuesta que es la CIENCIA.

En el presente documento, vamos a intentar dar respuesta a aquellas preguntas que nos hacéis en la consulta o telemáticamente, con base en los conocimientos actuales. 

Recordad, que, según las disposiciones vigentes en España, se comenzará a administrar la vacuna a partir de los 12 años.

¿QUÉ VACUNAS SE UTILIZARÁN EN ESPAÑA PARA VACUNAR A LOS ADOLESCENTES?

En la Unión Europea se dispone de dos vacunas autorizadas para usar a partir de los 12 años:

  • Comirnaty (Pfizer & BioNTech). 
  • Spikevax (Moderna). 

Son las mismas vacunas usadas hasta ahora en los adultos.

¿CUÁNTAS DOSIS Y CÓMO SE PONEN?

Ambas vacunas comprenden dos dosis: 

  • Comirnaty: segunda dosis 21 días (3 semanas) después.
  • Spikevax: segunda dosis 28 días (4 semanas) después.

El retraso en la administración de las segundas dosis no afecta a su efectividad, por lo que siguen siendo totalmente válidas. Por el contrario, adelantarlas no es buena idea. Se recomienda un intervalo mínimo entre dosis es de 19 días para Comirnaty y 25 para Spikevax (en caso de adelantar más la segunda dosis, la invalida).

► Ambas vacunas se inyectan en el músculo deltoides del hombro.

¿QUÉ SÍNTOMAS SE PUEDEN NOTAR DESPUÉS DE LA VACUNACIÓN?

Las vacunas de la COVID (basadas en ARNm, que son las usadas en los adolescentes) son muy seguras. Pensar que se han administrado cientos de millones de dosis en más de 100 países en el mundo y, aunque se han descrito efectos secundarios, el riesgo es menor que el beneficio obtenido. 

Como todos los medicamentos (Incluso los antitérmicos más usuales), las vacunas pueden provocar efectos secundarios. La mayoría de estos son leves y de corta duración y no todas las personas vacunadas los padecen. Los efectos secundarios más comunes solo duran uno o dos días. Con frecuencia los efectos secundarios son más intensos después de la segunda dosis de la vacuna.

Los efectos secundarios más comunes y que ya describimos en el artículo anterior son:

  • Dolor y sensación de pesadez en el hombro y el brazo donde se ha inyectado la vacuna.
  • Sensación de cansancio, malestar general y escalofríos.
  • Dolor de cabeza y fiebre de bajo grado.

Si los síntomas son intensos y el malestar importante se puede tomar paracetamol (un comprimido de 500 mg o equivalente en suspensión), y si es necesario repetir a los 6-8 horas. NO ES NECESARIO TOMAR ESTE U OTRO MEDICAMENTO ANTES DE LA VACUNACIÓN, YA QUE NO EVITARÁN LOS EFECTOS SECUNDARIOS.

En algunos casos puede notarse inflamación de los ganglios de la axila o el cuello del mismo lado de la inyección, que puede durar 7-10 días.

¿HAY ALGÚN OTRO EFECTO SECUNDARIO MÁS IMPORTANTE?

Recientemente se han notificado algunos casos muy raros de inflamación de partes del corazón (miocarditis y pericarditis) después de la vacunación de la COVID:

Estos casos se han observado sobre todo en adolescentes varones y pocos días después de la segunda dosis. 

La gran mayoría de estos casos se han recuperado en pocos días, sin apenas tratamiento.

¿Qué síntomas deben vigilarse?:

  • Dolor en el tórax (el pecho).
  • Dificultad para respirar.
  • Sensación de latidos cardiacos muy rápidos o fuertes.

¿Qué hacer en estos casos?:

Consultar con urgencia en su centro de salud o en el servicio de urgencias del hospital de referencia.

EL DÍA DE LA VACUNACIÓN: ¿SE PUEDE HACER VIDA NORMAL?

Sí, no es necesario interrumpir las actividades normales (acudir al instituto, actividad física, etc.). No obstante, puede ser razonable evitar el ejercicio físico intenso y la exposición prolongada al sol si las temperaturas ambientales son elevadas.

HAY QUE RECORDAR que Hacer una vida normal en tiempo de pandemia es también:

  • Observar las medidas de distancia física con no convivientes y uso de mascarillas faciales en las circunstancias que las autoridades de Salud Pública dispongan en cada territorio.
  • Lavado de manos frecuente.
  • Preferir las actividades al aire libre y buscar interiores con buena ventilación y ventanas abiertas.

¿LA VACUNA DE LA COVID PUEDE PRODUCIR LA ENFERMEDAD?

No. Las vacunas de la COVID no pueden producir la enfermedad, puesto que no contienen virus ni otros microorganismos.

Pero puede que, sin saberlo, ya que puede no haber tenido síntomas o ser muy leves, se haya infectado de COVID pocos días antes y dé la cara una vez puesta la vacuna. Los síntomas que pueden indicar que se había infectado antes son:

  • Tos, de nueva aparición, persistente,
  • Fatiga significativa, Cefalea
  • Fiebre
  • Pérdida o cambio en los sentidos del olfato y el gusto.
  • Si ocurre esto, consulte a su médico. 

LA NUEVA VARIANTE DELTA DEL VIRUS DE LA COVID ES LA QUE CAUSA LA MAYORÍA DE LAS NUEVAS INFECCIONES. ¿LAS VACUNAS USADAS SIGUEN SIENDO EFICACES EN ESTOS CASOS?

Sí. Existen trabajos que ya han demostrado que dos dosis de las vacunas de ARNm mantienen una efectividad similar a la demostrada cuando la variante Alfa (antes llamada «variante británica») era la predominante. Pero es importante completar la pauta de dos dosis de la vacuna.

¿Y LOS NIÑOS MENORES DE 12 AÑOS?

Por el momento estos niños no pueden vacunarse, ya que no hay vacunas autorizadas para ellos. Cuando haya alguna vacuna apta para esta edad, las autoridades sanitarias establecerán si hay que administrarla, a quién, cómo y cuándo.

Incluso si son niños con factores de riesgo, por ahora no está autorizado en ficha técnica. 

VACUNA COVID Y VACUNA ALERGIA: ¿SE PUEDEN ADMINISTRAR EL MISMO DÍA?

La recomendación actual del Ministerio (página 5) y de la Asociación Española de Pediatría es que se pueden administrar el mismo día, en miembros distintos, o con la separación que se desee.

VACUNA COVID CON OTRAS VACUNAS

Se pueden administrar de forma conjunta, aunque lo recomendable son 7 días, pero si no se cumple ese plazo son válidas las dos vacunas.

VACUNA DE LA COVID EN ADOLESCENTES QUE TIENEN O HAN TENIDO COVID NATURAL

El tiempo para esperar vacunación contra COVID 19 si se ha pasado la infección es de seis meses, exactamente igual que en los adultos. De una manera más exacta: 

  • En caso de síntomas sospechosos o COVID confirmada, debe posponerse la vacunación hasta la recuperación clínicamente y se hayan superado el periodo de aislamiento correspondiente. Lo mismo cuando se es contacto estrecho de un caso confirmado, debe esperarse el periodo de cuarentena, y si se presentaran síntomas, actuar conforme el párrafo previo.
  • Si la infección (sintomática o asintomática) ocurre antes de administrar la primera dosis, esta debe posponerse al menos 6 meses, y se administraría una única dosis.
  • Si la infección (sintomática o asintomática) ocurre en el intervalo entre la primera y la segunda dosis, se debe poner la segunda dosis también, pero posponiéndola al menos 6 meses desde la fecha del diagnóstico.
  • La excepción a estas normas la constituyen los residentes en instituciones sociosanitarias (grandes dependientes, trastornos neurológicos y cognitivos graves, etc.), en quienes se debe mantener la pauta de dos dosis y sin más esperas que las del aislamiento o cuarentena y la recuperación clínica.

VACUNACIÓN DE COVID EN HIJOS DE PADRES EN DESACUERDO Y/O SEPARADOS

Es una cuestión frecuente, que se presenta en las consultas diariamente.  Actualmente, según las normativas legales existentes:  

En vacunas del calendario oficial basta con el consentimiento del progenitor que tiene la custodia.

En vacunas fuera del calendario oficial, si no hay acuerdo de los padres, la decisión la toma un juez, oído el menor y el defensor del menor.

ESTOY EMBARAZADA Y ME DEBEN DE ADMINISTRAR LA VACUNA DE LA TOSFERINA Y DEL COVID: ¿CUÁL PRIMERO?

La vacuna de la tosferina (vacuna Tdpa) se recomienda durante el embarazo entre la semana 28 y la 32 de gestación.

Si coinciden ambas vacunas en el tiempo, es preferible elegir primero la vacunación frente a COVID-19, dada la prioridad actual de prevenir la infección en la embarazada y sus posibles consecuencias.

Se puede administrar la vacuna de la tosferina con una semana de separación de la vacuna del COVID, tanto si es primera dosis como si es la segunda.

Desde 3 Ducktors, esperamos que con estas respuestas os clarifique la situación y recomendaciones actuales de la vacunación contra el COVID.

Queremos agradecer al Comité Asesor de Vacunas, la información aportada para la confección de este artículo, a los cuales podéis preguntar cualquier otra cuestión sobre este tema o las vacunas en general. 

NUEVAS FORMAS DE FUMAR EN ADOLESCENTES: VAPEO Y CIGARRILLOS ELECTRONICOS

En los últimos años se está produciendo un aumento alarmante del consumo de cigarros electrónicos y de pipas de agua en adolescentes. Otro producto alternativo al cigarrillo tradicional actualmente en boga es el IQOS® (La marca más conocida es IQOS, de Philip Morris. IQOS es un acrónimo que proviene de la frase, en inglés: “I Quit Ordinary Smoking”, es decir, “Yo dejo el tabaco habitual, convencional”). Incluido en el grupo de Productos de Tabaco Calentado (PTC).

Todos ellos intentan transmitir una falsa imagen de inocuidad, pero liberan productos nocivos, pueden crear dependencia y servir como puerta de entrada al tabaquismo tradicional.

Según los últimos datos publicados por Sanidad, procedentes de la encuesta ESTUDES, una encuesta bianual que tiene como finalidad conocer la situación sobre tendencias, consumo de drogas y otras adicciones entre los estudiantes de enseñanza secundaria, el cigarrillo electrónico cada vez se usa más, está de moda entre los más jóvenes.

  • En España, la prevalencia de consumo de cigarrillos electrónicos en los estudiantes de 15 y 16 años fue del 42% alguna vez en la vida (dato ligeramente superior a la media europea), y del 9,4% en los últimos 30 días, (valor 5,6 puntos porcentuales por debajo de la media europea). Respecto al sexo, el consumo de cigarrillos electrónicos en los últimos 30 días fue mayor en los hombres (11%) que en las mujeres (7,9%). En la encuesta anterior, en 2016, el porcentaje de consumo era de un 20%: el incremento es del 140%.
  • Solo una minoría ha recurrido al cigarrillo electrónico para reducir su consumo de tabaco o para dejar de fumar: eso quiere decir que la mayoría recurre a estos dispositivos por gusto, porque se han aficionado al vapeo.
  • Esto explica también que los dispositivos más consumidos son los que no contienen nicotina.
  • Quienes han usado cigarrillos electrónicos alguna vez manifiestan una menor percepción de riesgo asociado al consumo de tabaco o de cannabis que quienes que nunca han vapeado. Además, los adolescentes consumidores de cigarrillos electrónicos consideran que es fácil acceder también al tabaco o al cannabis.

Muchos padres desconocen como funcionan estos sistemas, pensando que solo se inhala vapor de agua el cual es luego inhalado. Pero en verdad, lo que producen los cigarrillos electrónicos es un aerosol de diminutas partículas, lo cual es distinto a lo que se entiende por vapor. Vamos a intentar resumir los conceptos fundamentales, sobre estas nuevas formas de tabaquismo. 

¿CÓMO FUNCIONAN?

En los cigarrillos electrónicos se produce un aerosol por el calentamiento de una cápsula con líquido que suele, aunque no siempre, contener nicotina, junto con saborizantes y otras sustancias químicas que pueden tener también efectos tóxicos.

Los PTC son dispositivos que utilizan una batería para calentar un “cigarrillo” de tabaco prensado, sin alcanzar la temperatura de combustión, por lo que producen menos sustancias tóxicas que el cigarrillo tradicional, pero no están libres de ellas. Mantienen un elevado riesgo de adicción a la nicotina y además pueden contribuir a una “renormalización” del consumo de tabaco.

En las pipas de agua, cachimbas o shishas, se usa una mezcla con aromas, saborizantes, conservantes y algún aglutinante, que puede contener o no tabaco, se quema con carbón vegetal y el humo se hace pasar por un recipiente con agua antes de ser aspirado. El hecho de que el humo del tabaco pase a través del agua no elimina el efecto dañino o adictivo de sus componentes, incluido el de la nicotina. Además, la combustión del carbón aumenta la exposición al monóxido de carbono.

¿QUÉ HAY EN EL AEROSOL (“VAPOR”) DE UN CIGARRILLO ELECTRÓNICO?

Es importante recalcar que todos los dispositivos contienen nicotina. Hay evidencia que indica que la nicotina causa daño al desarrollo cerebral de los adolescentes. Si se usa durante el embarazo, la nicotina también puede causar nacimientos prematuros y bebés con bajo peso al nacer.

Además de la nicotina, los cigarrillos electrónicos y el “vapor” (aerosol) de los cigarrillos electrónicos contienen propilenglicol y/o glicerina vegetal. Se trata de sustancias utilizadas para producir niebla escénica o teatral, la cual se ha descubierto que aumenta la irritación pulmonar y de las vías respiratorias después de la exposición concentrada.

Además, los cigarrillos electrónicos y el vapor de estos pueden contener los productos químicos o las sustancias enumeradas a continuación.

  • Compuestos orgánicos volátiles (VOC): en ciertos niveles, los VOC pueden causar irritación en los ojos, la nariz y la garganta, dolores de cabeza y náuseas, y pueden causar daño al hígado, el riñón y el sistema nervioso.
  • Productos químicos saborizantes (menta, fresa, tutti frutti, sandía, etc.): Algunos saborizantes son más tóxicos que otros. Los estudios han demostrado que algunos de los sabores contienen diferentes niveles de un químico llamado diacetilo que se ha relacionado con una enfermedad pulmonar grave llamada bronquiolitis obliterante.
  • Formaldehído: esta es una sustancia causante de cáncer que puede formarse si él e-líquido se sobrecalienta o no alcanza el elemento calefactor (conocido como «dry-puff»).

QUE ES EL CIGARRILLO ELECTRÓNICO

Según las directivas existentes, se trata de un Dispositivo Susceptible de Liberación de Nicotina (DSLN), que consiste en “un producto o cualquiera de sus componentes, incluidos los cartuchos y el dispositivo sin cartucho, que pueda utilizarse para el consumo de vapor que contenga nicotina a través de una boquilla. Los cigarrillos electrónicos pueden ser desechables, recargables mediante un contenedor de carga, o recargables con cartucho de un solo uso”.

 El cigarrillo electrónico está constituido básicamente por tres elementos: batería (mod), atomizador y cartucho. El cartucho está cargado con un líquido que puede llevar o no nicotina a diferentes concentraciones, saborizantes (tabaco, menta, frutas, canela) y diversos aditivos, sobre una base de propilenglicol y glicerina vegetal. Cuando el sujeto “vapea” y la batería entra en funcionamiento, se calienta la resistencia del atomizador y el líquido de su interior se convierte en vapor, sin combustión. Por eso, consumir cigarrillos electrónicos recibe el nombre de “vapear”.

  ¿QUÉ SON LOS PRODUCTOS DE TABACO CALENTADO?

Los PTC no son cigarrillos electrónicos, sino productos que calientan el tabaco para liberar nicotina. A diferencia de ellos, los cigarrillos electrónicos calientan líquidos que pueden contener o no nicotina, y en la mayoría de los casos no contienen tabaco.

Los PTC utilizan una batería para calentar un “cigarrillo” de tabaco prensado a temperaturas entre 300-350 °C, sin quemarlo, ya que la combustión se produce a 800-900 °C, por lo que, en principio, producen menos sustancias tóxicas. En el aerosol de IQOS se detectan, en general, sustancias tóxicas en menor cantidad y concentración que las detectadas en el humo del cigarrillo convencional, pero con niveles preocupantes de algunos componentes, especialmente acroleína

¿QUÉ SON LAS CACHIMBAS O PIPAS DE AGUA?

Las cachimbas, también conocidas como shishas, narguiles o pipas de agua, son una alternativa al hábito tabáquico tradicional. La cachimba no es un invento reciente. Nació en la India a mediados del siglo XVI e históricamente ha sido utilizada desde el siglo XVI-XVII como manera habitual de socialización por los pueblos de Oriente Medio y Mediterráneo Oriental (norte de África), especialmente dentro de la cultura árabe.

 El tabaco de shisha puede contener o no nicotina y se completa con conservantes, aromas, aglutinantes o algún tipo de plantas. El tabaco suele estar en su mayoría edulcorado con variados sabores, a menudo infantilizados para captar a la población más joven (menta, fresa, tutti frutti, sandía, etc.), aunque también se puede fumar tabaco no edulcorado.

Puede ser una puerta de entrada para el consumo otras sustancias, ya que la cachimba se presta a la posibilidad de mezclar sus componentes. El tabaco aromatizado tiene el riesgo de poder mezclarse con otro tipo de drogas ilegales (como marihuana) y, por otro lado, se puede utilizar otro líquido diferente al agua, como bebidas alcohólicas, que funcionen de filtro.

Tanto las boquillas compartidas para fumar como el tubo son potenciales transmisores de enfermedades infectocontagiosas. Si bien la gente cree que por utilizar boquillas desechables está exento de transmisión de enfermedades, se ha demostrado que el tubo también es un potencial transmisor de enfermedades infecciosas, como hepatitis, herpes o tuberculosis.

Tras una sesión de 20-30 minutos de cachimba, se inhalan casi 10 l en humo condensado frente 300-500 ml de humo de un cigarrillo. Una sesión de 45-60 minutos de cachimba equivale a 100 cigarrillos en volumen de humo.

 

BIBLIOGRAFIA

  1. Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES) 1994-2018 Consultado en agosto 2021. https://pnsd.sanidad.gob.es/profesionales/sistemasInformacion/sistemaInformacion/pdf/ESTUDES_2018-19_Informe.pdf?_ga=2.66949678.1038291352.1629044024-761741305.1629044024.
  2. https://www.cancer.org/es/saludable/mantengase-alejado-del-tabaco/vapeo-y-cigarrillos-electronicos/que-sabemos-acerca-de-los-cigarrillos-electronicos.html.
  3. Informe sobre los cigarrillos electrónicos: situación actual, evidencia disponible y regulación 2020 [en línea] [consultado el 15/08/2021]. En: Dirección General de Salud Pública. Ministerio de Sanidad. Disponible en: www.mscbs.gob.es/ciudadanos/proteccionSalud/tabaco/docs/InformeCigarrilloselectronicos.pdf.

VACUNACION CONTRA EL COVID EN NIÑOS Y ADOLESCENTES: ¿QUE HACER?

Desde el mes de enero de 2021 en la mayoría de los países europeos ha crecido la incidencia de covid entre los adultos jóvenes y adolescentes, a la vez que se ha reducido la de las personas de 60 o más años. La contribución del grupo de 10-19 años se ha situado al nivel de los adultos jóvenes. Esto se considera efecto directo de la vacunación extensa de las personas de más edad

Los CDC (Centros para el control y la prevención de Enfermedades) recomiendan que todas las personas de 12 años o más se vacunen contra el COVID-19 para protegerse y ayudar a proteger contra el COVID-19. En España, se recomienda la vacunación en niños a partir de los 12 años.

La vacunación a una proporción grande de la población es una herramienta fundamental para detener la pandemia. Las personas que están totalmente vacunadas pueden reanudar actividades que solían hacer antes de la pandemia. 

La creciente presencia de las nuevas variantes del SARS-CoV-2 en diversos países europeos se ha acompañado de una mayor participación de estas en los adultos jóvenes y adolescentes. Esto se ha relacionado con la vacunación de los más mayores y con la mayor frecuencia de interacciones sociales y menor seguimiento de las medidas de protección y distancia social entre adolescentes y adultos jóvenes.

Si bien la cantidad de niños infectados por el COVID-19 es menor en relación con los adultos, los niños pueden:

  • Infectarse por el virus que causa el COVID-19
  • Enfermarse a causa del COVID-19
  • Contagiar el COVID-19 a otras personas

La vacunación ofrece protección individual en los propios vacunados y puede también proporcionar protección indirecta sobre los demás individuos por la vía de la reducción de la circulación del microorganismo en la comunidad. En el caso de la vacunación de los adolescentes, los objetivos serían: 

  • Evitar y revertir el impacto de la pandemia en la salud mental de los adolescentes.
  • Permitir que se puedan mantener abiertos los centros educativos y con la máxima actividad presencial posible, pare evitar los impactos en salud pública y en los objetivos educativos, que se han mostrado como una fuente de pérdida de bienestar y salud con efectos duraderos. Mantener los centros educativos abiertos sería una prioridad de salud pública.
  • A medida que la vacunación de los más mayores y los grupos de riesgo avanza, el objetivo principal de la vacunación, fijado hasta ahora precisamente en estos grupos más vulnerables, se desplazará al de la reducción de la transmisión comunitaria. En este contexto, la vacunación de los adolescentes gana sentido y efectividad.

FAMILIAS CON INTEGRANTES VACUNADOS Y NO VACUNADOS

Si se tiene la vacunación completa contra el COVID-19, ya se dio el primer paso para protegerse y proteger a su familia, y reanudar muchas de las actividades que realizaba antes de la pandemia.

Para maximizar la protección contra la variante delta del virus que causa el COVID-19 y evitar la posibilidad de transmitirla a otras personas, SE DEBE USAR una mascarilla en espacios públicos cerrados si se encuentra en un área con transmisión sustancial o alta.

El uso de mascarilla es sumamente importante si tiene el sistema inmunitario debilitado o si, por su edad o debido a una afección subyacente, tiene mayor riesgo de enfermarse gravemente, o si algún miembro de su hogar tiene el sistema inmunitario debilitado, corre mayor riesgo de enfermarse gravemente o no se ha vacunado.

INFORMACIÓN ACERCA DE LA VACUNA CONTRA EL COVID-19 PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES

Se han notificado casos de miocarditis y pericarditis en adolescentes y adultos jóvenes con más frecuencia después de recibir la segunda dosis que después de la primera dosis de una de estas dos vacunas de ARNm contra el COVID-19. Los informes son poco frecuentes, y los beneficios conocidos y potenciales de la vacunación contra el COVID-19 superan los riesgos conocidos y potenciales, incluido el posible riesgo de miocarditis o pericarditis.

Posibles efectos secundarios

Su hijo puede tener algunos efectos secundarios, que son señales normales de que su organismo está creando protección.

En el brazo donde recibió la vacuna inyectable:

  • Dolor
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón

En el resto del cuerpo:

  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Náuseas

POR LAS RAZONES EXPUESTAS DESDE 3 DUCKTORS RECOMENDAMOS LA VACUNACIÓN CONTRA EL COVI-19, YA QUE LOS BENEFICIOS CONOCIDOS, SUPERAN LOS RIESGOS CONOCIDOS. 

OTITIS EXTERNA

OTITIS EXTERNA, DEL NADADOR, O DE LAS PISCINAS

Cada año, lo mismo, segundo día de piscina y ya le duele el oído. He ido al pediatra y no le ha mandado antibiótico, solo unas gotas e ibuprofeno.

La otitis externa, comúnmente conocida con el nombre «otitis del nadador», es una infección del canal auditivo que transporta sonido del exterior del cuerpo hacia el tímpano. La pueden causar varios tipos de bacteria u hongos. No es lo mismo que la otitis media, que es esa otitis que se produce en el contexto de un resfriado en invierno por la acumulación de mucosidad.

La humedad mantenida en el conducto favorece que los propios gérmenes que viven allí (flora bacteriana) produzcan una infección, por lo que son muy frecuentes en verano y en niños que pasan mucho tiempo en la piscina, debajo del agua.

El dolor de oído,  suele ser muy intenso, constituyendo el síntoma principal, que aumenta cuando apretamos la entrada del oído. A veces simplemente con tocar el pabellón auricular puede doler, o incluso al masticar. Los ganglios de la zona pueden aumentar su tamaño. Lo más frecuente es que afecte un solo oído. No suele aparecer fiebre.

Es frecuente en los niños, sobre todo en los escolares. ¡Un 10% de nosotros padeceremos una otitis externa en algún momento de nuestra vida!

El tratamiento consiste en la aplicación de unas gotas de antibiótico en el oído durante aproximadamente una semana y sobre todo tratar el dolor con analgésicos. Como hemos dicho, el dolor de la otitis externa es muy intenso por lo que es importante combinar el tratamiento con fármacos para disminuir el dolor. A las 48-72 horas de iniciar el tratamiento suele notarse mejoría, pero el tratamiento antibiótico debe de realizarse de forma completa, pudiendo disminuir o suspender los analgésicos a medida que el dolor desaparece.

Es muy importante que durante el tratamiento evitar la entrada de agua en el oído, por lo que deberemos tener especial precaución con las piscinas y la playa.

Es recomendable el uso de tapones, gorros, bandas auriculares, para minimizar la entrada de agua en el oído, aunque estas medidas no son infalibles, pudiendo entras una pequeña cantidad de agua en el oído

Si el niño se encuentra bien, puede ir al colegio sin problema, la otitis externa no es contagiosa.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR LA OTITIS DEL NADADOR

  • Evita la humedad en el conducto externo. Seca la parte externa de los oídos después de bañarte o ducharte e inclina la cabeza para ambos lados para facilitar el drenaje del agua.
  • NO USAR BASTONCILLOS  de algodón para limpiar los oídos. Pueden favorecer la infección o causar alguna pequeña herida que posteriormente se infecte. También empujan hacia dentro la poca cera que puede haber, llevando a la formación de tapones. Tampoco te rasques el oído con otros objetos, por ejemplo bolígrafos.
  • La CERA (CERUMEN) en los oídos cumple una función importantísima, tanto como los mocos en la nariz. Es una sustancia pegajosa que evita que cosas extrañas pasen a nuestro cuerpo.  Es un mecanismo de defensa de nuestro oído, no hay que obsesionarse  con quitarla. Basta con limpiar los oídos por fuera con una toalla después del baño.

¿Se puede bañar mi hijo mientras hace el tratamiento?

La respuesta sería un sí a medias, ya que el daño se produce principalmente en el oído cuando el niño bucea, no tanto cuando está en la superficie. Es decir, que si podemos controlar que el niño no esté debajo del agua constantemente cuál pez tropical en el agua en “Buscando a Nemo”, no hay problema, de lo contrario  mejor prevenir jugando debajo la sombrilla.

DIFERENCIAS CON LAS OTITIS MEDIAS

Las otitis medias, las que se producen como complicación de los catarros, también duelen, por lo que son más frecuentes en INVIERNO, pero en estos casos el contacto, la presión, suele aliviar el dolor. La supuración o salida de líquido por el oído también es posible, pero esto no afecta a la intensidad del dolor, como sucede en las otitis medias.

En este tipo de Otitis, cuando finalmente supura, el dolor mejora porque sale el moco que estaba atrapado en el oído y disminuye la presión sobre el tímpano, que es lo que ocasionaba el dolor. Es el fundamento de la colocación de “drenajes timpánicos”, en aquellos casos en los que existe acumulación de moco.

Muchas de estas otitis asociadas a catarro, mejor en el curso de los 3 primeros días con Analgésicos. Si persisten se debe de acudir al pediatra para que realice una valoración.

DIA INTERNACIONAL DEL TDAH

El 13 de julio se celebró el Día Internacional del Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Se manifiesta principalmente en niños, aunque también hay adultos que lo padecen, existen tres tipos:

  • Falta de atención predominante sin signos o con signos escasos de impulsividad e hiperactividad.
  • Predominantemente impulsivo e hiperactivo con poco o ningún déficit de atención.
  • Tipo combinado, estas personas se distraen fácilmente y también son hiperactivas e impulsivas.

Idealmente el diagnóstico debe hacerse entre los 5 y 7 años de edad y antes de establecerlo deben descartarse otras condiciones.

El diagnóstico es clínico y no existen pruebas específicas para ello.

Una parte fundamental del diagnóstico y el tratamiento lo constituye la escuela y el profesorado

El tratamiento es combinado con psicoterapia y medicación, que ayudan a trabajar para mejorar las habilidades innatas que disponen estos niños.

Cada persona es diferente y no debe olvidarse que cuando el TDAH es adecuadamente tratado, la gente que lo padece puede llevar vidas plenas y felices, ya que son imaginativos, talentosos, creativos y energéticos.

Si piensas que tu hijo o tú padecen de TDAH, no dudes en consultarnos.

¿QUÉ ES UN LÍMITE?

Muchas familias acuden a nosotros preocupados debido a los malos comportamientos de sus hijos/as. Esta preocupación acostumbra a ir acompañada de muchas dudas sobre la difícil labor de educar a un/a niño/a: ¿Lo estoy haciendo bien? ¿Es está la opción más adecuada? Si estoy convencida de la decisión, ¿por qué siento como si no fuera lo correcto? La paternidad y la maternidad pueden despertar muchos interrogantes a la hora de educar, especialmente cuando se trata de marcar límites. Todas estas dudas, además, pueden venir acompañadas de emociones como la tristeza, la inseguridad, la culpa, la preocupación y la frustración. Es habitual que muchos padres puedan incluso llegar a sentirse “malos padres”.

QUÉ ES UN LÍMITE

Se suele asociar el hecho de establecer límites con algo negativo que no contempla la opinión del/la niño/a. Sin embargo, este concepto no implica enfadarse, ignorar o faltar al respeto, sino que se acerca más a estructurar, regular y enseñar. Los niños y niñas cuando son pequeños no tienen la capacidad de autorregularse, y para poder ayudarles primero tenemos que hacerlo desde fuera. Educar implica: 

  • Decir “no” cuando las peticiones que hacen no pueden o no deben llevarse a cabo
  • Enseñar a esperar para conseguir lo que se quiere
  • Ver que los comportamientos tienen consecuencias y ser consecuentes con las decisiones que se toman.

Para todo ello no hace falta alzar la voz o amenazar constantemente. El mensaje se puede transmitir con serenidad, dando instrucciones claras y sin repetirse o recrearse demasiado. Es importante no lanzar amenazas absolutas o que nunca vayan a cumplirse, por lo que es recomendable tener pensadas previamente las consecuencias que tendrán los malos comportamientos. 

Ante la crianza podemos encontrarnos con situaciones complicadas que nos pueden jugar en contra. Imaginemos que estáis en el supermercado y vuestro/a hijo/a quiere una bolsa de patatas. Consideráis que no es adecuado y le decís que no. Ante la negativa, insiste y empieza una rabieta (llora, patalea, chilla…). Este momento os puede incomodar mucho, haceros sentir vergüenza, enfadaros cada vez más… y para que termine la rabieta le dais la bola de patatas, momento en el que para. Parece que todos habéis salido ganando, vosotros dejáis de sentir vergüenza, poder seguir comprando en el supermercado y él/ella tiene lo que quería. Pero el aprendizaje que hacen es: pataleta = conseguir lo que quiero. Si este hecho se repite lo suficiente, es muy probable que las rabietas aumenten y se conviertan en algo habitual. 

¿Cómo podemos poner límites? 

Es importante buscar el momento adecuado y la manera de formularlos, promoviendo una escucha activa por parte del menor. Los límites deben establecerse:

  • Con firmeza pero sin agresividad (evitar los gritos)
  • Sin amenazas ni insultos
  • Haciendo peticiones cortas, claras, específicas y de una en una
  • Teniendo en cuenta el contenido emocional.

Explicarles el porqué de los límites ayuda a la comprensión de estos, y facilitar un espacio de negociación puede contribuir a hacerles más partícipes. Seguidamente es necesario explicar las consecuencias de traspasar el límite y mantenerse firme, puesto que no hacerlo implica desautorizarse. 

Una de las labores fundamentales de los padres es educar para que el propio niño/a pueda autorregularse. Sin embargo, para que pueda hacerlo antes tiene que haber sido regulado desde fuera, y si no lo hacen los padres, ¿quién lo hará?. Establecer límites puede resultar una tarea fatigosa y ardua, pero a la larga es un esfuerzo que se agradece por parte de toda la familia. 

MAR RETAMERO I RIBÉ
PSICOLOGíA

PERCENTILES, MOCOS Y OTROS TEMAS EN LA CONSULTA DEL PEDIATRA

Percentiles, mocos y otros temas en la consulta del pediatra

Hoy voy a comentar sobre algunas cosas que he aprendido a lo largo de mis 25 años de ejercer la pediatría. Tengo que reconocer, que al principio era muy estricto: calculaba las calorías que debía de ingerir un lactante, las horas que tenía que dormir, etc. Pero con el paso de los años he observado que todo esto no es tan importante como nos lo enseñaron.

A nivel sanitario, ante la más mínima enfermedad o ante el menor problema de salud de nuestros hijos delegamos rápidamente nuestra responsabilidad en el médico o acudimos a urgencias. Unas decenas de fiebre pueden suponer una pequeña crisis familiar (no podrá ir al colegio, tendré que dejar de trabajar y lo tendré que justificar, tengo que llevarle con los abuelos…). Lo mismo sucede con una caída del tobogán, una picadura de avispa, un pequeño corte, una vez en el dedo jugando con la pelota…. Un chichón no es suficiente; hay que ir a urgencias por si el niño tiene un traumatismo craneoencefálico grave. Una picadura de avispa hay que revisarla por sí es causa de un choque anafiláctico grave.

Antes en las casas, teníamos agua, jabón y agua oxigenada para limpiar las heridas. Ahora ya no existe esto, o si hay no se utiliza. En estas circunstancias, se aplica el “Por si acaso”

Por otro lado, también son constantes en las consultas habituales de pediatría, cuestiones derivadas de la crianza, hábitos educativos, sobre cómo vivir, etc. Se dan respuestas por todo y ya no se sabe qué hacer si no lo dice el pediatra. Lo siento, pero tengo que reconocer que no tengo las respuestas de todo. Además, creo que en muchas ocasiones son temas que no nos competen y que tienen que pertenecer al ámbito familiar. De todas maneras, Intento ayudar siempre bajo el prisma de intentar aplicar el sentido común. 

También han influido en esto los llamados “programas de prevención” como por ejemplo el niño sano. Cada vez me pregunto con mayor frecuencia que si el niño está sano, porque lo llevamos al médico. No es que esté en contra, al contrario, creo que es muy importante durante los primeros años de vida, especialmente durante la época del lactante, al apoyar y guiar a los padres en la crianza del niño.  Todavía es el día en que algún padre me pregunta cuando hay que hacer la revisión a su hijo de 16 años. 

Pero a partir de aquí, creo que nuestra labor es acompañar a nuestros hijos. Es en estas revisiones donde me encuentro siempre las mismas preocupaciones de los padres como las que os explico ahora: 

“EL PENE NO SE TOCA”

Porque toco este tema, porque es una manía que desde la más tierna infancia recomendamos los pediatras y que no tiene ningún sentido. Judíos y musulmanes, por usos y religión, son muy dados a la circuncisión; el resto sucumbe a la necesidad de pegar tirones a sus hijos básicamente porque se desenganche.

Es cierto que anteriormente lo hacíamos todos, pero actualmente no tienen sentido. Ya no será necesario que las madres se sorprendan ante dicha situación y espectáculo, tras conseguir unos momentos de impresión al florecer el glande y comentar: “Eso que se lo haga su padre, que yo no sé y me da mucha impresión”. Y prefiero no seguir comentando este hilo, que entraríamos en otros terrenos

Al nacer el prepucio está pegado al glande, dejando un pequeño orificio porque salga la orina. A partir de los 2 años se quejará de dolor, que se debe nada más que a la presencia de erecciones que le molestan. Estas erecciones van consiguiendo el despegue progresivo hasta el momento de la eclosión hormonal de los 12-13 años en que conseguirá el despegue total.

LOS PERCENTILES

Lo más importante para los padres al acudir a las “revisiones” es saber el peso y la talla. Si no lo pesas, no has hecho nada. Cuando pesas a un niño solo caben 2 respuestas: “Ya decía yo que pesa poco” … o mucho. De esto se desprende en muchas ocasiones otras dos consecuencias: ¿No le puede dar algo porque coma más? o… ¿Le tengo que poner a dieta? Después de pesarle viene la pregunta más importante: ¿Cómo le ve?  Reconozco que en alguna ocasión he pensado: “pues como quieras que le vea: “canijo y escuálido” en unas ocasiones o “gordo como un luchador de sumo” en otras. Cómo sé que no tengo que responder de este modo, digo que está por debajo del percentil 3, como si fuera un dato de la máxima trascendencia en el desarrollo del niño. El percentil, se ha convertido en las notas escolares del niño que nos da el médico o la enfermera cuando viene a la consulta y sirve para indicar si el niño progresa adecuadamente.

En numerosas ocasiones se hace referencia a que, si está por debajo del percentil 50, el niño pesa poco y si se encuentra por encima está gordo: FALSO. No se han de interpretar de esta manera los percentiles, ya que influye las características y constitución del niño. 

Los percentiles no son la biblia, pueden aportar información al médico sobre algunas situaciones, especialmente si la valoración es a lo largo del tiempo, aunque el habitual es que genere más ansiedad que beneficios. No hace falta para constatar que vuestro hijo es fantástico; de verdad que no hace falta, puesto que basta con mirarle a la cara por saber que es lo mejor bebe del mundo.

EL TERMÓMETRO

Este “aparatejo” tiene la virtud de poner en números lo que todo el mundo sabe: que el niño está caliente. Tengo que reconocer que es un aparato que no me hace mucha gracia, puesto que ha creado una gran dependencia y ansiedad, no solo a los padres, sino también a los profesionales, ¿puesto que una de las preguntas fundamentales es: “¿Ha tenido fiebre? 

En general se ha desarrollado un excesivo temor a la temperatura, de tal manera que es muy frecuente encontrar en las consultas o urgencias niños con fiebre de 37,5°. Se tiene que decir que la fiebre es nuestro mecanismo de defensa. La fiebre sirve para matar gérmenes, puesto que estos se reproducen muy mal cuando se eleva la temperatura. Pensar lol que pasa cuando tenemos gripe: nos metemos en la cama después del vaso de leche, sudamos y el día siguiente nos encontramos algo mejor. Si el niño está lloroso, quejoso, molesto, sí debemos de ayudarle con alguna medicación y a su justa medida, pero no por una cifra de temperatura. Además, se debe tener en cuenta que el paracetamol y el ibuprofeno –los analgésicos utilizados con mayor frecuencia- tienen efectos secundarios, que en ocasiones pueden ser severos, ALGUNOS TAN SERIOS COMO LOS TROMBOS QUE SE RELACIONAN CON LA VACUNA DEL COVID y los usamos con alegría: Hasta cuando tienen tos.

Con la fiebre hay que hacer una excepción. No es el mismo un niño por debajo de 2-3 meses, que el resto. En un niño por debajo de 3 meses si tiene una temperatura de 38-38,5°, se tiene que considerar un niño de riesgo. En esta edad, el niño es diferente, manifestándose la enfermedad en forma de malestar general, apatía, adormecimiento, que no come o por el contrario está excesivamente irritable, llevarlo en el hospital independientemente del que diga lo “aparatito”.

En el resto de los niños, hay que valorar el estado del niño de manera similar al adulto. ¿Qué hacemos los adultos? Si estamos fatal, nos tocamos el frente y para aliviar el malestar general que tenemos nos tomamos cualquier pastilla que hay en casa y mañana ya veremos, que si estoy igual de mal me voy al médico al hecho que me dé la baja…. pero el termómetro ni olerlo. 

La fiebre alta no quema el cerebro, la fiebre alta no da convulsiones, sino que es nuestra aliada, ¿puesto que los gérmenes se reproducen a una temperatura de 36-37° curioso no?

LOS MOCOS

La consulta más típica de la pediatría: “Doctor, el niño tiene mocos. Le estoy aspirando todo el día. ¿No tienen nada para sacarlos?”. Además, aprovechan y transmiten sus propios miedos: “por si le baja al pecho” y son verdes, con lo cual el germen digo yo que debe de ser horrible *y asqueroso. Normalmente los mocos ya los veo, puesto que suelen colgar de la nariz. Creo que podría darles uno clínex y ya está, pero como hemos estudiado, los mandamos a la litera y los exploramos. Muchas veces me pregunto para qué si vemos un niño “rollizo”, sano, con un par de velas colgante. ¿Qué pensamos encontrar? Oro, petróleo…y después además introducimos un palo grande y largo en la garganta para ver los mocos…. Que están en la nariz.

Hoy en día, los mocos también se han convertido en una fuente de negocio: pañuelos, peras, aspiradores, envases presurizados para limpiar la nariz, pegatinas para respirar mejor, etc. junto con infinidad de sustancias antitusivas, mucolíticas, etc. la eficacia de las cuales no está demostrada.

¿Pero qué son los mocos? Igual que la fiebre, los mocos es el sistema de defensa de nuestro organismo contra las infecciones en determinadas áreas, e incluso ya empiezan a publicarse estudios en los cuales se recomienda “comerse” los mocos como medida de prevención de las otitis.

Existen más historias que he aprendido con los niños: la tos, el dolor de oídos, el niño que no come, las “cacas”(me gusta este nombre en lugar de defecación)… pero creo que esto lo dejaré para otra ocasión.

Creo que debemos de evitar la idea de pediatra como persona que todo lo sabe. Creo que “yo no sé mucho de casi nada” y que mi función como supervisor del estado de salud de los niños, debe de ir encaminada también a educar y transmitir conocimientos, con el fin de que los padres sean capaces de tomar decisiones, para asumir las facultades que disponen. Me gustan los padres sabios, que eduquen, son responsables, que eduquen en la libertad, el respeto y en los valores, con el fin de que en la edad adulta sean capaces de conseguir una mayor autonomía personal.

CHUPETE ¿SI O NO?

Todos los días me preguntan en alguna ocasión sobre el chupete (tete, chupón, etc. en sus diversas acepciones). Es un elemento que ya está interiorizado en la crianza del niño, ya que, por ejemplo, forma parte de los “packs” de regalo que se suele dar a las embarazadas en alguno de sus controles, junto con manzanilla, pañales, cremas y otros elementos. Además, es frecuente ver a los niños en la calle con el chupete en la boca, en ocasiones hasta los 3-4 años. Como todo en este mundo, esto tiene sus pros y sus contras:

VENTAJAS DEL CHUPETE

  • Es una buena forma de satisfacer el reflejo natural de succión del bebé y es mejor para él que chuparse el dedo y, por lo tanto, más fácil de quitarlo.
  • Calman a los bebés. Algunos bebés se sienten más relajados cuando tienen algo que chupar o succionar.
  • Ofrecen una distracción temporal. Los chupetes pueden ser útiles durante la vacunación, extracción de sangre u otros procedimientos médicos.
  • Ayudan a los bebés a dormir.  Si tu bebé tiene dificultades para dormirse, el chupete puede ayudarlo a coger el sueño.
  • Ayudan a aliviar las molestias durante el vuelo. Los bebés no pueden regular por voluntad propia los cambios de presión del aire tragando saliva o bostezando. El uso del chupete les puede ayudar.
  • Reducen el riesgo del Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL). Distintos Existen estudios que han demostrado la asociación directa entre el uso del chupete durante el sueño del bebé y un menor riesgo de padecer el SMSL.

INCONVENIENTES DEL CHUPETE

  • El uso precoz del chupete puede interferir con la lactancia materna. La recomendación fundamental, es que no se debe de administrar durante el primer mes de vida, hasta tener una lactancia materna bien instaurada.  Chupar un pecho es diferente a chupar un chupete o un biberón, y algunos bebés son muy sensibles a estas diferencias. Hay estudios que indican que el uso temprano de tetinas artificiales está asociado a una disminución de la lactancia materna exclusiva. De todas maneras, no son concluyentes respecto al hecho de si son la causa del problema o si constituyen la solución a un problema existente con anterioridad. 
  • Tu bebé puede volverse dependiente del chupete. Si tu bebé utiliza el chupete para dormir, quizá debas levantarte varias veces por la noche para calmar los lloros del bebé cuando se le cae de la boca.
  • El chupete puede incrementar el riesgo de infecciones en el oído medio. Aun así, las tasas de infecciones en el oído medio son generalmente más bajas desde el nacimiento hasta los 6 meses, cuando el riesgo de SMSL es mayor y cuando los bebés están más ‘interesados’ en los chupetes.
  • El uso prolongado del chupete puede conllevar problemas dentales. El uso normalizado del chupete durante los primeros años de vida no causa problemas dentales a largo plazo. No obstante, el uso prolongado del chupete puede causarle al bebé malformaciones en la dentadura y paladar.

ALGUNAS CUESTIONES SOBRE EL CHUPETE: 

1.- TAMAÑO: se debe de ajustar a la boca del niño, Al principio, recomendable de una pieza. Posteriormente ya se pueden valorar otras opciones. Imprescindible que tenga orificios de ventilación. 

2.- LÁTEX O SILICONA: El látex es una goma natural, blanda, resistente y elástica que tiende a absorber los olores. Si eliges esta opción, habrá que cambiar el chupete más a menudo.  Los chupetes de caucho son más suaves, más blanditos, vamos. Pero el caucho se deteriora con mayor rapidez que la silicona y es menos práctico a la hora de asegurar su correcta limpieza.

La silicona también es blanda y elástica, pero menos resistente, por lo que está indicada para bebés más pequeños, sin dientes. Es  más sencilla de mantener limpia de forma clara, tiene como inconvenientes que las tetinas resultan ser más duras y son más peligrosas una vez que el bebé tiene dientes. En el momento en que comienzan a salirle los dientes al pequeño, hay que revisar el chupete con frecuencia para evitar que lo rompa al morderlo y se desprenda un trozo de tetina que el bebé podría tragar o hacer que se atragante.

Estos dos materiales influyen en mayor o menor medida en uno de los aspectos más negativos del uso del chupete: la posible deformación de la mordida del bebé. 

El uso habitual del chupete puede llevar a una mala posición de los incisivos que acaban de salir, provocando futuros problemas en la mordida si no se ataja a tiempo.

¿TODOS DEBEN UTILIZAR CHUPETE?:

Muchos escupen el chupete y no lo necesitan. No pasa nada por eso y de hecho no hay que obligarles a que lo utilicen. Eso sí, tendremos que asegurarnos de que el sustituto no sea el dedo, porque este sí que será más difícil de dejar de usar.

CUIDADOS DEL CHUPETE

La vida útil de un chupete es de un máximo de 3 meses. Al cabo de este tiempo hay que reemplazarlo por uno nuevo. En caso de que el chupete se deteriore antes de los 3 meses de uso, igualmente hay que reemplazarlo por uno nuevo. 

Aunque no forme parte en sí de los pros y contras del chupete, es importante añadir que nunca deben darse al bebé chupetes mojados en zumo, miel, caramelo líquido, leche condensada, etc. Provocan unas caries terribles además de predisponer al niño a sabores muy dulces, lo que dificulta una alimentación adecuada.

¿CUÁNDO DEBE DEJAR DE UTILIZARSE?

En general, Es conveniente ir quitando el chupete en torno a los dos o tres años. Lo cierto es que que no se trata de una regla fija, ya que hay otros condicionantes que pueden hacer que estos plazos sean flexibles, como el grado de madurez del pequeño o determinadas circunstancias médicas o psicosociales.   Aproximadamente en la segunda mitad del primer año deberemos comenzar a limitar su uso. Con ello, evitaremos que obstaculice la formación de la arcada mandibular, por ejemplo. También es importante que se lo quitemos cuando empiece a ir a la guardería, ya que puede intercambiarlo con otros niños y coger así infecciones contagiosas.

Los odontólogos pediátricos destacan que antes de los tres años de edad. Cuando un niño se introduce la tetina  en la boca y ejerce una «succión no nutritiva» (sin ingesta de alimentos ni leche materna) los dientes centrales inferiores se desvían paulatinamente hacia dentro, y en el maxilar superior, tienden a separarse y a sobresalir hacia fuera. A  partir de esta edad, si continúa utilizando chupete la alineación definitiva, se ve comprometida. 

COMO QUITAR EL CHUPETE

Personalmente, pienso que es mejor quitarlo de forma repentina. No debemos de esperar a que lo deje de forma espontáneamente. Ante sus demandas lo que sí debemos hacer es NO SUCUMBIR ANTE SUS DEMANDAS, ya que pasada una semana, habitualmente no se acordará de él.

La forma de quitar el chupete va a depender de la edad del niño, de su temperamento y de su madurez.

En el niño adaptable y tranquilo cualquier cosa va a funcionar. Con cariño, pero con firmeza se le dice que ya no va a usar chupete, porque ya es mayor

En el niño inquieto, se requiere un poco más de tiempo. Primero hay que explicarle lo que va a pasar y poner una fecha unas semanas antes. SIEMPRE PONER UNA FECHA, que puede coincidir con un acontecimiento (cumpleaños, Navidad, vacaciones…). A partir de ese momento, ser inflexibles con cariño. Si es persistente, podéis utilizar uno con cortes previos, para que vea que es mayor… En definitiva: Utilizar la PERSISTENCIA CON IMAGINACIÓN. 

Yo suelo recomendar que a partir de los 18 meses, debamos de quitarlo durante el día y el momento de la siesta, para posteriormente suspenderlo por la noche, previo acuerdo de los padres, para actuar del mismo modo.

 La regla de oro es el convencimiento con que le decís las cosas, … Cualquier estrategia fracasará si no estáis convencidos y la hacéis con dudas. Y esto sirve con el chupete…. Y los límites y Normas.

EL CONFINAMIENTO EN NIÑOS

A VUELTAS CON EL CONFINAMIENTO EN NIÑOS

Últimamente estamos recordando en la prensa diaria, que hace un año se paró el país y tuvimos que confinarnos en casa, por lo que cambió nuestra forma de vivir. Padres e hijos dispusieron de más tiempo para estar juntos, realizaron juegos y actividades juntos, estuvieron en clase juntos, aprendiendo los unos de los otros. 

Durante todo este período, nuestros hijos, los niños en general, nos han dado una lección de como soportar esta situación, debiendo llevar mascarilla a la hora de salir de casa, en el colegio, en el cuidado de nuestros mayores a los cuales no han podido ir a visitar, etc. 

¿Cómo les afecta a nuestros hijos esta situación?

La expresión del estrés, miedo y ansiedad en niños se manifiesta de manera diferente al adulto. Por ejemplo, puede aparecer en forma de rabietas, irritabilidad, más necesitado de presencia del adulto, conductas regresivas… los conflictos entre hermanos o padres e hijos pueden emerger con más facilidad. Hay que detectar estas conductas para acogerlas, darle un espacio y ayudar a metabolizarlas.

Durante estas semanas hemos sido testigo,  tanto los pediatras como las psicólogas que trabajamos en 3Ducktors, así como en la Sanidad Pública,  de las consecuencias de la pandemia,  con numerosos casos de niños y adolescentes que consultan por miedo, por ansiedad, por intensas y desproporcionadas rabietas y por trastornos del sueño.

Los niños – las familias- llevan un año siendo bombardeadas con la palabra MUERTE, Infectados, Hospitales, UCIS…  y  muchos números. Y esto afecta.  Los niños experimentan de una manera más viva el miedo a la muerte, el que se mueran los abuelos, que les pase algo a sus padres… Los datos preliminares de la investigación realizada en España e Italia por Orgilés et al., (2020) sobre los efectos en 1.143 niños y adolescentes de 3 a 18 muestran que el 87,7% de los padres han percibido cambios en el estado emocional en sus hijos durante el confinamiento. Los síntomas más frecuentes son: 

• Dificultades de concentración (76,6%). 

• Desinterés (52%). 

• Irritabilidad (39%). 

• Inquietud (38,8%). 

• Nerviosismo (38%). 

• Sentimientos de soledad (31,1%).

• Desasosiego (30,4%).

• Preocupación (30,1%)

A estos datos se han unido algunos de los que indica la encuesta del CIS sobre los efectos psicológicos de la pandemia. En concreto, en el apartado sobre la infancia, el 52,2 por ciento de los padres que han convivido con sus hijos menores ha percibido cambios en la forma de ser de estos. Además, el 72,7 por ciento de los que han notado alguna alteración asegura que estos han mostrado «cambios de humor» y un 30,4 por ciento «cambios en el sueño».

Los conflictos y las emociones desagradables forman parte de la vida. Ahora pueden aparecer con más facilidad, se hacen más evidentes. Pero al mismo tiempo, pueden ser una oportunidad de crecimiento personal y de desarrollo para aprender a gestionarlas. 

La ansiedad y el miedo pueden aparecer cuando recuperen la rutina y tengan que afrontar situaciones cotidianas que antes hacían sin problemas. El miedo a infectarse y afrontar situaciones sociales se puede poner en evidencia en niños con determinadas características de temperamento.

DE QUE NOS DEBEMOS PREOCUPAR

Los padres deben prestar atención a las señales de malestar psicológico en sus hijos.

Algunos niños tendrán de nuevo conductas propias de cuando eran más pequeños (querrán volver a dormir con los padres, mojarán la cama por las noches, tendrán rabietas, les  asustará la oscuridad, se apegarán más a sus padres, hablarán con un lenguaje más infantil…).

Otros mostrarán tristeza, ansiedad, irritabilidad, serán desobedientes, se pelearán continuamente con los hermanos, pedirán comida a todas horas o les costará dormir.

También pueden expresar este malestar psicológico a través del cuerpo y se quejarán de diferentes dolores (barriga, cabeza, etc.).

El miedo al contagio puede hacer que se obsesionen con la limpieza y aparezcan rituales de lavado reiterado de manos. Incluso pueden llegar a imponer estos rituales al resto de la familia.

Los cambios en los hábitos alimentarios y la disminución de ejercicio físico han hecho aumentar el peso de todos nosotros. Y eso puede tener diferentes consecuencias, entre ellas, las psicológicas. Niños acomplejados por su peso, que no quieren salir a la calle porque sienten malestar con su imagen corporal.

La parcela en la que más ha repercutido el confinamiento en casa ha sido la de las relaciones sociales. Niños con problemas previos de timidez, de habilidades sociales incluso de trastornos del espectro autista se han sentido muy cómodos al no tener que relacionarse con los demás. Pero esta “comodidad” mantenida durante todo este tiempo puede aumentar las dificultades de relación tras el desconfinamiento.

El consumo de tóxicos en adolescentes ha disminuido por el confinamiento y la mayor supervisión por parte de los padres. Con la desescalada y el volverse a encontrar con los amigos veremos qué ocurre.

Lo que sí ha aumentado es el tiempo dedicado a las pantallas (televisión, ordenador, tableta, móvil).  El contacto virtual ha sido una herramienta válida durante el confinamiento, aunque también ha aumentado el riesgo de ciberacoso y de adicción a las tecnologías.

¿Qué podemos hacer?

Ahora que en los próximos meses comenzará el  desconfinamiento, lo primero es aplicar el SENTIDO COMÚN. 

Pensar en todo lo que podemos hacer: Puede quedar con algún amigo a jugar al aire libre, pero no será conveniente celebrar su cumpleaños con 20 niños más. 

Podemos quedar a pasear con los amigos por la calle y sentarnos en una terraza, CADA UNO CON SU MASCARILLA. Esto es más seguro que quedar 15 personas a comer. Disfruta del aire libre, del sol, de los paseos por la playa o el campo con la familia 

Orgilés, M., Morales, A., Delvecchio, E., Mazzeschi, C., & Espada, J. P. (2020, April 21): Immediate psychological effects of the COVID-19 quarantine in youth from Italy and Spain. https://doi.org/10.31234/osf.io/5bpfz

¿TE PREOCUPA LAS PIERNAS DE TUS HIJOS?

Te preocupan las piernas de tus hijos, ya que  están más torcidas que la de los otros niños. ¿Tu familia y la gente en general te insisten mucho sobre este tema? Se lo has consultado al pediatra y te ha comentado que es normal, que ya mejorará. ¿Esperar? ¿Hasta cuando?. Esta es una consulta frecuente en las visitas al pediatra.

Piernas en “X” y Piernas zambas EN “C”

La forma que adoptan las piernas no solo depende de las rodillas, también depende en gran medida de la forma de caderas, de la pierna (tibias), del tobillo y del pie. La mezcla de todas esas estructuras, con sus peculiaridades, son la que nos definen a cada uno. De todas las alteraciones vamos a hablar de 2 que son muy características:

  • Utilizamos el término de rodillas varas o «genu varo» a la postura en la que cuando los tobillos se tocan, las rodillas están separadas entre sí. Las piernas están arqueadas hacia afuera.
  • Utilizamos el término de rodillas valgas o «genu valgo» a la postura en la que cuando las rodillas se tocan, los tobillos están separados entre sí. Las piernas tienen una disposición en X.

De forma natural se producen las siguientes situaciones (figura 1):

  • Al nacimiento existe un genu varo normal (hasta 15 grados de media).
  • Hasta los 2 años se produce una pérdida del genu varo hasta quedar las piernas totalmente alineadas.
  • Hasta los 3-4 años se produce un genu valgo progresivo (hasta 11 grados de media).
  • Hasta los 7 años se produce una realineación con pérdida de parte del valgo.

A partir de esta edad hasta los 6-7 años, se puede ver lo contrario, las piernas están una posición de valgo (o X). A partir de los 8-10 años de edad, ya adoptará la alineación que se puede observar en los adultos.

Alteración de los ejes mientras crece tu hijo.

  • Desde que un bebé nace hasta que es adulto, los ejes de las piernas varían notablemente.
  • Los fetos durante su etapa en el útero adoptan una postura en varo. (Es de cajón, por una cuestión de espacio).
  • Luego los bebés mantienen el varo durante el primer año, y entonces empiezan a caminar…
  • Una vez caminan (entre de los diez meses o año y medio), la rodilla y la pierna mantiene una postura en varo (en paréntesis).
  • Poco a poco, sutilmente del varo pasaremos al valgo.
  • Y a los tres o cuatro años llegamos al momento máximo de valgo.

Posteriormente la situación se irá normalizando. Pero dependerá en gran medida de la herencia de los padres.

Tu hijo empieza a caminar y lo hace de forma “rara”, ¿TE PREOCUPA LAS  PIERNAS DE TUS HIJOS?

Te empiezas a preguntar si le pasa algo, si se te ha escapado algo, además tu entorno te empieza a cuestionar la forma de andar, la forma de las piernas. TE entran dudas. Se lo comentas al pediatra y lo único que te dice es que es normal… pero tú le sigues viendo las piernas raras, ves las rodillas muy arqueadas y que camina con los pies hacia fuera y separando mucho los pies. SOBRE TODO TRANQUILIDAD.

Habitualmente los niños tienen una forma peculiar de colocar los pies cuando empiezan a caminar. Piernas arqueadas, pies separados y en rotación externa. Exactamente igual que el que lleva unas cuantas copas de más. Aumenta la base de sustentación para evitar perder el equilibrio. Simplemente por qué no tu hijo no quiere caerse.

Poco a poco ese esfuerzo  por caminar disminuye y a los tres años ya se deambula con «normalidad».

A LOS 3 AÑOS ES LA EDAD IDEAL PARA VALORAR UNA MARCHA ATÍPICA O RARA

Cuando acudir al médico

  • Pierna derecha arqueada por fractura de tibia. Genu varo asimétrico.
  • Cuando el niño no quiere caminar. Podemos estar ante una fractura de tibia oculta.
  • Cuando la deformidad de los ejes no es simétrica.
  • Si la deformidad es posterior a un traumatismo o fractura.
  • Cuando la longitud de las piernas es diferente.
  • Si el niño no toma suficiente leche o derivados lácteos.
  • Cuando el niño no toma suficiente sol. (Los niños deberían salir todos los días a la calle a jugar o pasear con sus cuidadores. Parece una obviedad y no lo es. Familias numerosas donde el único cuidador es la madre no puede salir a pasear por qué no tiene tiempo).

Y cómo se tratan…

El principal tratamiento para esas deformidades es TIEMPO  y PACIENCIA

¿Y aparatos cuando?

En general: NUNCA. Sólo en  aquellos casos

  • Con peculiaridades familiares (piernas en X) a veces ha sido preciso el uso de un aparato llamado sirena.
  • Piernas muy arqueadas a expensas de gran rotación de la tibia. Un aparato llamado Dennis-Browne.

Sabías que…

  • Los grandes deportistas tienen las piernas Si ves un partido de fútbol, fíjate en las piernas de los jugadores.
  • Los asiáticos tienen más genu varo que el resto de la población.
  • Los niños comenzarán a caminar cuando “les toque”. Avisar a los abuelos que no se trata de un concurso, por lo que no hay que comparar con el resto de niños.
  • No forzar a un niño empiece a caminar antes del año… a no ser que se ponga de pie por su cuenta y veas que es innato el querer caminar.
  • El pañal no provoca la rodilla vara (arqueada). En África los bebés no llevan pañal e igualmente se observa genu varo…
  • Los taca tacas prohibidos: A LA BASURA.  La Sociedad Española de Pediatría desaconseja el uso de taca tacas por dos motivos.
    • Evita la carga en las piernas en niños inmaduros para esa carga.
    • Evita los accidentes fortuitos, QUE SIEMPRE VAN A LA CABEZA.

Espero que os hayamos aclarado conceptos. Como siempre estamos en 3 Ducktors para clarificar ideas.