A VUELTAS CON DISNEY….

A simple vista los cuentos de hadas retomados por Disney son historias llenas de magia e ilusión de las cuales hemos disfrutado todos desde nuestra más tierna infancia; sin embargo, detrás de ellas existe un trasfondo psicológico mucho más complejo.

Después de todo el verdadero significado de estas narraciones no está tan lejos de la realidad como pensábamos, tan es así que algunos nombres de los personajes de Disney han servido para bautizar ciertas patologías psicológicas identificadas por varios expertos en medicina y psiquiatría debido a sus similitudes con la realidad. Veamos algunos de ellos:

1.- SINDROME DE PETER PAN: El término fue acuñado en 1983 por el psicólogo Dan Kiley, se trata de un trastorno en el desarrollo de la personalidad, son personas que se resisten a madurar y son incapaces de cuidar, proteger o llevar a cabo una relación.

Este cuadro presenta síntomas como rebeldía, narcisismo, irresponsabilidad, manipulación y dependencia. La persona que lo padece no encaja en el mundo de los adultos. Son adultos que continúan comportándose como niños o adolescentes sin ser capaces de tomar la responsabilidad de sus actos y la vida adulta. Son personas que se niegan a crecer con una marcada inmadurez emocional matizada por una fuerte inseguridad y un gran temor a no ser queridos y aceptados por lo demás. Los Peter Pan son los jóvenes eternos que se desentienden de las exigencias del mundo real escondiéndose en un mundo de fantasía, en su país de Nunca Jamás.

2.- COMPLEJO O SINDROME DE WENDY: Hace referencia a las mujeres que son incapaces de controlar su vida, pero intentan controlar la de su pareja e hijos por medio de una actitud maternal. El síndrome de Wendy se refiere a la necesidad de satisfacer y colmar de deseos a otra persona –normalmente la pareja o los hijos–, dejando los propios en un segundo plano, con los problemas que eso conlleva. Son las típicas madres supercontroladoras, que se ven con relativa frecuencia en nuestras consultas

Este síndrome no tiene entidad clínica en los principales manuales diagnósticos, lo cierto es que existe una serie de características definitorias del mismo y que nos pueden ayudar a definir el perfil de una persona afectada por el síndrome de Wendy:

  • Será perfeccionista. Pensará que si no es capaz de satisfacer todas las necesidades de su familia habrá fracasado. Se sentirá culpable cuando algo sale mal y muy probablemente pase mucho tiempo organizando cosas.
  • Cree que es imprescindible. Creerá que nadie puede encargarse de las cosas tan bien como ella. Ni siquiera se le ocurrirá pedir ayuda porque cree que de hacerlo será menos merecedora del amor de su familia.
  • Evita los conflictos a toda costa. Lo que más teme es ser víctima del rechazo. Por ello, hará todo lo posible para evitarlo. Siempre está dispuesta a hacer lo que sea con tal de recibir muestras de amor. Aunque parece feliz, en el fondo se siente muy triste e insatisfecha.
  • Maximiza sus culpas. ¿No pudo comprar el juguete que tanto deseaba su hijo? ¿No le quedó bien el plato favorito de su esposo? Ella verá esta clase de cosas como un fracaso suyo. Se culpará y estará convencida de que estas cosas la hacen menos valiosa o amada.

3.- BELLA DURMIENTE: El síndrome de la bella durmiente o de Kleine-Levin es una enfermedad poco frecuente de tipo neurológico que consiste en dormir por periodos de tiempo muy largos que abarcan desde un día entero hasta semanas.

Los síntomas son somnolencia incontrolable, alimentación compulsiva, desorientación de tiempo y espacio, agresividad, deterioro de las capacidades mentales y alucinaciones.

4.- RAPUNZEL: Científicamente conocida como tricofagia es la acción de comerse compulsivamente el cabello, esto trae como consecuencia formaciones de grandes bolas de pelo que obstruyen las paredes del intestino.

El paciente es sometido a una intervención quirúrgica para deshacerse del cabello acumulado con restos de comida y fluidos que viven en el abdomen.

5.- CENICIENTA: tampoco está aceptado por la Organización mundial de la Salud como trastorno psicológico, en 1981 Collete Downing acuñó este término en su libro «El complejo de Cenicienta: El miedo oculto de la Mujer de la Independencia. se refiere a todas aquellas mujeres que son totalmente dependientes de los hombres tanto emocional como económicamente. Este complejo se caracteriza por la idealización masculina que genera una gran frustración al ser intolerantes ante cualquier defecto de la pareja.

6.- PINOCHO:  Este estudio no se si es del todo científico y no dispongo de datos concluyentes, por los que se ha de valorar, pero lo comento porque fue acuñado por un estudio de la Universidad de Granada al que denominó el efecto Pinocho, consiste en demostrar que la nariz delata a las personas cuando mienten. Esta investigación arrojó que esta parte del cuerpo cambia de temperatura cunado se dice una mentira.

7.- ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS: El síndrome de Alicia en el País de las Maravillas suele aparecer sobre todo en la infancia. Las migrañas suelen ser por término medio el principal desencadenante de este tipo de condiciones donde la percepción se ve alterada.

El síndrome de Alicia en el país de las maravillas es un trastorno neurológico que suele aparecer en la infancia. La principal característica es la alteración en la percepción visual y la imagen corporal. Las formas aparecen distorsionadas, y son ante los ojos del niño demasiado grandes o demasiado pequeños. Todo ello ocasiona como podemos esperar, confusión y desorientación. no solo aparece una visión distorsionada del propio cuerpo, otro síntoma significativo de este síndrome es que el paciente percibe el tamaño de otros objetos incorrectamente. Además de la alteración de la percepción visual también se pueden ver afectadas la percepción auditiva y táctil e incluso espacial.

Aparece sobre todo en niños de 8 años.

El 33% de estos niños padecían migrañas o habían sufrido en algún momento algún tipo de infección.

Solo un 6% de los pequeños habían sufrido un traumatismo craneoencefálico.

Se dedujo que el origen estaba en la actividad eléctrica del cerebro: se observaron pequeñas alteraciones.

Otro de los síntomas es que el individuo pierde el sentido del tiempo, que puede pasar según su percepción demasiado lento o rápido en exceso. También puede verse el sentido del espacio.

Como veis Disney da para mucho

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *