ENFERMEDAD PIE-MANO-BOCA: ¿DEBEN DE ACUDIR AL COLEGIO?

La enfermedad boca-mano-pie es una infección generalmente benigna de causa vírica, producida por la familia enterovirus, propia de la infancia (máxima incidencia entre 1-3 años de edad) que se presenta en forma de brotes en especial en primavera y verano.

Se transmite con facilidad de persona a persona a través del contacto directo por vía fecal-oral (heces) y aérea (secreciones de nariz, boca o gotitas que se lanzan al toser).

Permanece en las heces sobre todo o en las vías respiratorias varias semanas después de padecer la enfermedad. También puede sobrevivir mucho tiempo en los objetos (pañuelos, mesas, sábanas, toallas, etc.), facilitando su transmisión.

Los niños pueden eliminar y diseminar el virus sin que tengan síntomas de estar enfermos.

Clínicamente, presenta de incubación es de 3 a 6 días. Tras unos días de fiebre moderada y malestar general, aparece una erupción con pequeñas ampollas por fuera y dentro de la boca (paladar, encías, lengua), palmas de las manos, plantas de los pies y área del pañal. Es más frecuente la afectación de las manos que la de los pies y también pueden aparecer en los dedos. Las lesiones no causan picor, se ulceran y se curan en 5 a 10 días. Generalmente es un proceso leve y sin secuelas, aunque en ocasiones al cabo de unos días, aparece un proceso de despegamiento de las uñas.

No hay ningún tratamiento específico, se pueden administrar analgésicos para aliviar los síntomas. La medida preventiva más eficaz es el lavado frecuente de manos y la desinfección de superficies contaminadas (los objetos que han estado en contacto con el niño enfermo). Es importante que todos los miembros de la familia se laven bien las manos y que lo hagan frecuentemente (especialmente tras ir al baño, tras el cambio de pañales y antes de cocinar o comer). 

Si en la evolución aparece afectación de las uñas, se tratará con higiene e hidratación.

Dado que es frecuente la infección asintomática y la transmisión del virus antes del inicio de los síntomas, la exclusión del colegio resulta ineficaz para disminuir la transmisión. Por ello, la enfermedad boca-mano-pie no se considera una causa de exclusión escolar estricta. El niño puede acudir al colegio si no tiene fiebre y se encuentra bien y las lesiones de la boca le permiten comer.

¿Si me encuentro embarazada afectará al bebé?

En caso de conocer alguna persona afectada lo fundamental es evitar exponerse. La probabilidad de que el feto resulte afectado es muy pequeña, ya que la mayoría de mujeres es probable que se hayan inmunizado contra el virus en los primeros años de vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.